lunes, 16 de marzo de 2009

Diálogo de Jesús contigo

¿Por qué me buscas entre los muertos?

Si creyendo en Mí, sabes que he resucitado.

¿Por qué piensas que te he abandonado?

Si estando tan cerca de Tí, no me has buscado.

¿Por qué crees que todo para Tí está terminado?

Si sabiendo de mi existencia, conmigo no has conversado.

¿Sabes por qué, estos por qué te tienen desorientado?

Por que siempre me has buscado en el lugar equivocado.

Pon tu mano en tu pecho y toca tu corazón, según tú, desocupado.

Y te darás cuenta que esa es la morada del hijo de Dios Olvidado.


"Eres tú, el que cuando en tu vida un problema te ha atormentado. Has acudido a un brujo, una adivina o una animita y de mi te has alejado.

Vuelve a mi hermano querido, porque a pesar de todos tus pecados el hijo de Dios, tu hermano divino, por tu perdón fue Crucificado".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada